Cargando...
Rincón Literario
25 Abr 2013

"Noviembre de 1950" por Jorge Colonna

Cuando sea grande voy a tener muchos caballos. Por ahora tengo uno que me regalaron hace dos años, cuando cumplí cuatro. Se llama "Viejo", es de color marrón y tiene una mancha blanca en la frente. Dicen que es "retacón". Yo no sé qué quiere decir "retacón" pero parece que es bueno para un gurrumín como yo.
"Viejo" es muy manso. Cuando entro al potrero con riendas o una soga, todos los caballos salen corriendo porque tienen miedo de que los aten a un carro o a un arado y los hagan trabajar. Pero yo muestro una zanahoria y "Viejo" se acerca. Mientras él come yo le pongo el bozal. Después, cuando pasamos por la huerta yo le corto choclos y zapallitos, de los buenos no de los que le dan a los chanchos.

Como soy chico no puedo montarlo de un salto como los gauchos, pero tampoco me gusta que mi papá me agarre y me suba como a un bebé. Por eso, pongo a "Viejo" junto a la tranquera, después me subo a la tranquera y de la tranquera paso al lomo de "Viejo" y chau Pinela.

Durante las vacaciones o los fines de semana que no llueve, mi familia me lleva a la chacra que era de mi abuelo y yo salgo a pasear con "Viejo". Me gusta hacerlo chapotear en los charcos y arrear las vacas que andan sueltas en la calle. Cuando paso al galope cerca de una casa y los perros me salen a ladrar, "Viejo" les tira patadas y yo me tengo que agarrar de las crines para no caerme.

Hay algunas calles por donde "Viejo" no quiere pasar y se empaca como una mula, hasta que yo doy media vuelta y regreso. El hijo del casero dice que eso pasa porque hay fantasmas. Le pregunto a mi papá y me dice que en esa zona hay un matadero y "Viejo" debe darse cuenta de que hay caballos muertos. Entonces es verdad, hay fantasmas pero de caballos.

A veces voy con "Viejo" hasta el arroyo pero tengo que volver pronto porque si mi mamá no me ve durante un rato largo se asusta y empieza a decirle a mi papá:
-¿Le habrá pasado algo a Jorgito?"
-No querida, quedate tranquila que ya va a venir.
Pero cuando yo llego mi papá se me acerca y en voz baja me dice:
-La próxima vez que hagas preocupar a tu madre te rompo el traste a patadas.
Y si está muy enojado en vez de traste dice culo. Por eso prefiero volver pronto del arroyo.
Mi hermana no sabe andar a caballo y eso que es más grande que yo. Mientras yo salgo con "Viejo" ella se queda leyendo. Yo todavía no sé leer pero cuando aprenda voy a seguir saliendo con "Viejo". Ningún libro puede ser tan lindo como andar a caballo.


Jorge O. Colonna, escritor de Castelar, es autor de "Ficciones Otoñales".

Tendencias

  • Agenda

  • Artistas

  • Comercios

  • Delivery

  • Farmacias

  • Ocio

  • Talleres

  • Nuestra Ciudad

  • Publicidad

  • Contacto

Artistas

Betty Siri

Maestra Artesana

Ciudad natal: Pto. de Buenos Aires

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Walter Soria

Cantautror y guitarrista

Ciudad natal: Bs. As.

Último trabajo: Fluir

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Silvia Villalba

Artista y geógrafa

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán Sánchez

Cantautor

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo: Las cosas que extrañas

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Florencia Bonet Xicoy

Pianista

Ciudad natal: Ituzaingó

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Haydée Piteo

Artista Plástica

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gustavo "Pipo" Nazaro

Luthier

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Jorge Colonna

Escritor

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: Soy Yurik

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Viviana Scaliza

Cantante

Ciudad natal: Moreno

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán "Budapest" Marino

Artista plástico

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Anabella Bonell

Artista visual y docente

Ciudad natal: Hurlingham

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Laura Giusti

Joyera y docente

Ciudad natal:

Último trabajo: Rancho, en el Centro Cultural Borges

Instagram: Ir al perfil

Ana María Oddo

Narradora Oral

Ciudad natal: Capital Federal

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Helena Okomski

Escritora

Ciudad natal: Saint Neots

Último trabajo: Shalko

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Bibi Romero

Pintora decorativa

Ciudad natal: Córdoba

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Javier Alejandro Buján

Músico

Ciudad natal: Morón

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Olga Noemí Sanchez

Escritora

Ciudad natal: CABA

Último trabajo: Estaciones

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Comercios

Galería: La Delio Valdez en el Playón del Deportivo Morón

Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.