Cargando...
Fotos
Avioneros
19 Sep 2023

Restauraron en Morón el avión más eficaz de la Guerra de Malvinas

Por: Leandro Fernández Vivas.
El Museo Nacional de Aeronáutica presentó al A-4B Skyhawk con los colores y armas que portó en 1982. “Es un avión emblemático, un testimonio que estará aquí por muchos años”, destacaron los veteranos.
El 25 de mayo de 1982, en plena Guerra de Malvinas, y en el día que se conmemoraba la Revolución de Mayo, dos buques británicos se encontraban al norte del Estrecho de San Carlos, al norte de las Islas Malvinas, con el objetivo de servir como plataforma antiaérea. Mientras se desarrollaba el desembarco en la Bahía San Carlos, las dos embarcaciones apuntaban sus misiles a los aviones argentinos que tras atacar a los infantes ingleses escapaban hacia el continente. La táctica era efectiva y ya habían logrado derribar varios aviones de la Fuerza Aérea Argentina, pero su suerte ya estaba fijada. Se trataba del HMS Coventry y la HMS Broadsword, un destructor tipo 42 y una fragata tipo 22 que eran de las piezas más modernas con las que contaba la Royal Navy y que brindaban sus misiles Sea Dart y Sea Wolf para la defensa aérea de la flota.

Poco después de las 3 de la tarde, cuatro aviones A-4B Skyhawk del Grupo 5 de Caza (G5C) de la V Brigada Aérea de San Luis, pero que habían despegado desde Río Gallegos, aparecieron rasantes sobre el agua apuntando a los dos buques. Dos se dirigieron a la Broadsword y lanzaron sus bombas impactando contra el buque y destrozando un helicóptero que había en su popa, pero las bombas no explotaron y cayeron al mar. Los otros dos A-4 apuntaron hacia el Coventry, comandados por el Primer Teniente Mariano Ángel Velasco y el Alférez Jorge ‘Bambam’ Barrionuevo. Las bombas de este último impactaron de lleno en el destructor y estallaron segundos después. El buque se hundió en sólo 17 minutos. El avión que lo atacó llevaba la matrícula C-207 y hoy descansa en Morón.

El Museo Nacional de Aeronáutica presentó el recientemente restaurado Douglas A-4B Skyhawk, matrícula C-207, que ahora luce los colores y armamento que utilizó durante la Guerra de Malvinas en 1982. La aeronave es parte de la colección del museo desde 1999, pero desde su llegada a Morón lucía colores y modificaciones posteriores a la contienda. Ahora, todo visitante puede apreciarlo tal cual fue a la guerra.

#NotaRelacionada: El Museo de Aeronáutica presentó un restaurado A-4C que combatió en Malvinas


La ceremonia de presentación del avión se realizó el lunes 18 de septiembre por la mañana con la presencia del Jefe de Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, Brigadier General Xavier Julián Isaac, junto con Veteranos pilotos, mecánicos y técnicos. Además, el personal del MNA, los miembros del Grupo Técnico de Reparaciones Aeronáuticas (GTRA) y la Asociación Plastimodelsita del Oeste (APO), encargados de la restauración.

El Douglas A-4 Skyhawk es un avión de ataque producido en Estados Unidos a pedido de US Navy, su primer vuelo fue en 1956 y llegaron a fabricarse casi 3000 ejemplares en distintas versiones hasta 1979, cuando cerró su línea. La Fuerza Aérea Argentina fue el primer usuario extranjero y los empezó a operar desde 1966, apenas 10 años después de su entrada en servicio. El A-4 voló en fuerzas armadas de territorios tan disímiles como Israel, Australia, Brasil o Singapur, entre otros. La Armada Argentina también lo operó en su versión Q y los actuales A-4AR que vuela la Fuerza Aérea son la cúspide de la familia, junto con otros aviones de otras naciones también modernizados.

En el acto realizado en los hangares de la Base Aérea Militar Morón, el primer orador fue el Director del MNA, Comodoro (R) Carlos Maroni, quien contó detalles de la restauración y los trabajo actuales que se llevan en el museo para recuperar un helicóptero Sikorsky S-55, un Hércules C-130 y la maqueta 1:1 del IA-63 Pampa, entre otros proyectos. En referencia al A-4 C-207, Maroni señaló: “El MNA es un lugar de emociones y ustedes lo pueden ver en la gente que trabajó en esto, con mucho amor, con mucho sacrificio, dejando a su familia para poder tener hoy en día esta belleza de aeronave que tenemos acá. Un día había una persona de APO, estaba solo trabajando en el avión, me acerqué y le pregunté, y me dice ‘no puedo creer que esté tocando el avión que sobrevoló la flota inglesa’, ese es el cariño, el fervor”.

#NotaRelacionada: Restauraron al primer avión que atacó a la flota inglesa en Malvinas


El Grupo 5 de Caza tiene su asiento en la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, San Luis. Durante la guerra operó desde la Base Aérea Militar Río Gallegos y la Base Aérea Militar San Julián. Realizó 133 misiones de combate, hundió cuatro buques ingleses de un total de más de diez alcanzados. Perdió diez aviones y nueve pilotos. El C-207 realizó 14 salidas, fue el responsable del hundimiento del Coventry en los mandos de Barrionuevo y el 27 de mayo lanzó sus bombas sobre tropas y equipos británicos en San Carlos comandado por el Capitán Pablo ‘Cruz’ Carballo.

Los A-4B fueron desactivados, junto con los C, el 15 de marzo de 1999. El C-207, acompañado del A-4C C-322, aterrizó en Morón un mes después y fue parte de la muestra estática del festival aéreo ASSA 99. En 2001 el MNA se mudó de Aeroparque a Morón y desde entonces resguarda el avión histórico.

El segundo orador de la ceremonia fue el Brigadier “VGM” (R) Sergio Mayor de presentación del Skyhawk quien destacó: “El avión nos completa, no es un simple objeto inanimado, asumimos que tiene vida propia y que tiene alma y por ello en la soledad de la cabina le hablamos, a veces le exigimos que cumpla lo que queremos hacer y a veces le pedimos que aguante un poco más”.


#NotaRelacionada: El Museo Nacional de Aeronáutica realizó su propia feria del libro


“Ver un A4-B restaurado, reluciente, impecable, nos llena de alegría y orgullo. Como dice un autor desconocido, los pilotos pasan, los aviones quedan ¿Qué mejor representante para las futuras generaciones que el C-207? Es un avión emblemático, un testimonio que estará aquí por muchos años, muchos más de lo que nosotros nos atrevemos a contar, pero también es el representante de todas aquellas otras matrículas y hombres que han operado el Sistema de Armas y en recuerdo permanente de aquellos valientes que dejaron su sangre en el Atlántico Sur”, completó.

El Douglas A-4B C-207 se puede apreciar junto con otras 60 aeronaves históricas, y los también restaurados A-4C y Mirage V Dagger, en el Museo Nacional de Aeronáutica, en la Base Aérea Militar Morón.

El escudo del G5C lleva al centro la imágen de un halcón ceñudo y debajo el lema que lo identifica y que aplicó durante 1982: Ad Astra Per Aspera ( A las estrellas mediante el sacrificio ).

#NotaRelacionada: El primer auto producido en serie en Argentina descansa en Morón

Leandro Fernández Vivas

Leandro Fernández Vivas

Periodista

Técnico Universitario en Periodismo.
Director Periodístico en Castelar Digital.
Socio Fundador de Ocho Ojos.

Tendencias

  • Agenda

  • Artistas

  • Comercios

  • Delivery

  • Farmacias

  • Ocio

  • Talleres

  • Nuestra Ciudad

  • Publicidad

  • Contacto

Artistas

Javier Alejandro Buján

Músico

Ciudad natal: Morón

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Florencia Bonet Xicoy

Pianista

Ciudad natal: Ituzaingó

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Walter Soria

Cantautror y guitarrista

Ciudad natal: Bs. As.

Último trabajo: Fluir

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Jorge Colonna

Escritor

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: Soy Yurik

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Laura Giusti

Joyera y docente

Ciudad natal:

Último trabajo: Rancho, en el Centro Cultural Borges

Instagram: Ir al perfil

Bibi Romero

Pintora decorativa

Ciudad natal: Córdoba

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Silvia Villalba

Artista y geógrafa

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Olga Noemí Sanchez

Escritora

Ciudad natal: CABA

Último trabajo: Estaciones

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán "Budapest" Marino

Artista plástico

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gustavo "Pipo" Nazaro

Luthier

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Helena Okomski

Escritora

Ciudad natal: Saint Neots

Último trabajo: Shalko

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Betty Siri

Maestra Artesana

Ciudad natal: Pto. de Buenos Aires

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán Sánchez

Cantautor

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo: Las cosas que extrañas

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Viviana Scaliza

Cantante

Ciudad natal: Moreno

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Ana María Oddo

Narradora Oral

Ciudad natal: Capital Federal

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Anabella Bonell

Artista visual y docente

Ciudad natal: Hurlingham

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Haydée Piteo

Artista Plástica

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Comercios

Galería: La Delio Valdez en el Playón del Deportivo Morón

Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.