Cargando...
Cultura
27 Abr 2023

Floresta: teatro para pensar y conectarse con el absurdo

Por: Gabriel Colonna, Leandro Fernández Vivas.
La compañía teatral Inmarcesible llevó al escenario la obra de Guillermo Yanicola. Desde la UVAyJ contaron a Castelar Digital cuáles son los desafíos del teatro independiente y por qué repetirán en la Zona Oeste en unos meses. Mirá la Galería de Fotos de la Obra en este LINK.
La sala en silencio y las luces frontales encendidas. Los faroles acompañan en sentido a los ojos del público que sigue cada movimiento y gesto de los actores. Por momentos hay risas y sonrisas. En otros, caras de incertidumbre. Un sin fin de emociones transmitidas desde el escenario.

Inmarcesible es sinónimo de inmarchitable, de eterno y duradero, es el nombre que eligieron un grupo de actores jóvenes para bautizar a su compañía teatral. Durante dos fines de semana, y a sala llena, realizaron en la Unión Vecinal Arias y Jonte (UVAyJ) de Castelar la obra Floresta, reunión de cosas agradables y de buen gusto, de Guillermo Yanícola, y allí estuvo Castelar Digital.
La compañía Inmarcesible nació apenas meses antes de la pandemia y tras varias coincidencias que reunieron a sus miembros. Ellos son Pablo Rojas, iluminador; Nahuel Brunerberg, asistente técnico; Ezequiel Verjano, actor y dramaturgo; Axel Diotallevi, actor; Cristina Drazer, actriz; Franco Schiavone, músico, compositor y actor; Milena Sesar, actriz; Paula Rojas, productora ejecutiva; Yamila Heredia, directora y actriz; Luciano Roldán, Director y actor. La mayoría son egresados del Instituto Técnico de Formación Superior "Leopoldo Marechal" de Ituzaingó y amantes del teatro.
“Somos inmarchitables, sentimos eso, porque hemos pasado muchas cosas. Obras que aparecieron y desaparecieron, obras que nunca hicimos, pero seguimos y hoy hacemos Floresta”, explicó Roldán, director de la obra. “Teníamos tres obras para hacer, pero elegimos esta y la llevamos a muchos teatros. Nunca habíamos trabajado absurdo, es muy complicado, fue un desafío”, señaló el vecino. La obra se presentó en La Brújula al Oeste de Ciudadela, el Teatro Municipal de Merlo Enrique Santos Discépolo y la sala No Avestruz del barrio porteño de Palermo, para ahora llegar a Castelar.

#NotaRelacionada: Juana Teatro Bar: Murales, música y cuentos transformados en un restaurant


“La obra fue el mayor desafío, la responsabilidad artística y política de  llevar esta obra al escenario”, argumentó Luciano Roldán y continuó, “cuando empezamos a hacer esta obra había una versión en Morón de Floresta. La fuimos a ver y salí muy enojado porque parecía que habían tomado al libro como para el chiste. Lo más difícil es la responsabilidad: en el absurdo todo está permitido, no hay reglas, podes hacer cualquier cosa para bien o para mal. Es lo que tiene de complicado este arte, que uno puede hacer cualquier cosa y puede estar bien como puede estar mal, siempre y cuando lo puedas defender”.

La compañía se autodenomina independiente, gestiona sus producciones a partir de las presentaciones lo que conlleva un desafío mayor, el económico. “El mayor desafío del teatro independiente siempre es la plata. A nosotros no nos moviliza ganar plata, hacemos esta obra porque tenemos un mensaje artístico, para compartir. Pero al mismo tiempo nuestro deseo es que a futuro sea nuestro sustento, porque amamos lo que hacemos. No solo es la plata sino la gente que viene a ver la obra, pero si no tenés productor, siempre es más difícil”, señaló Paula Rojas, productora de la compañía.

La obra, ubicada dentro del género del absurdo, genera distintas sensaciones en el público y es el objetivo artístico de quienes la interpretan: “cada público es distinto, en Castelar el público muy atento, se divirtió mucho. Yo sentí que no querían que terminara la obra, tuvimos que aplaudir nosotros para marcar el fin”, confió la actriz Cristina Drazer.

#NotaRelacionada: Entre los pasillos: la obra inspirada en tiempos de Covid llegó a La Salita


La sinopsis de la obra adelanta a su público el eje del conflicto, pero nada revela del absurdo dispuesto sobre el escenario, aunque algo se puede inferir: En una casa de familia aristocrática venida a menos, una madre viuda y sus dos hijas enfrentan un presente de pesares económicos y hambre. La extrema pobreza no es suficiente para que la Madre venda el único elemento de valor que aún les queda: su dentadura. La Hija Que Limpia ha tramado un plan para deshacerse de su madre e inculpar a su odiada hermana, la Hija Que Espera. “Pasa mucho que al principio de estructura viene divino, te presenta personajes, le quieren sacar la dentadura a la madre; el absurdo empieza a aparecer de a poco y al final cuando más tenés cerradita la cosa, te dice ‘no, es abierto’”, espoileó Yamila Heredia, directora y actriz de la obra. “Basta de finales cerrados, o darte todo servido, la construcción está en el otro. Está bueno pensar diferente y la mirada crítica, está bueno traer esto. No te voy a regalar un final redondito, sino que cada uno se lleve un final diferente y que vos me devuelvas algo diferente, cuando viene alguien y me dice ‘pensé esto para el final’. El ir y venir está bueno, a veces viene alguien y me dice algo de la obra que nunca había pensado, entonces ahora construyo desde ahí”, completó la artista.

La compañía Inmarcesible proyecta volver a los escenarios de la Zona Oeste con una varieté para poder seguir apostando por el teatro independiente y también volver a presentar Floresta. El teatro los moviliza y seguirán trabajando, esforzándose, para llevar su expresión a los escenarios: “todes tenemos la posibilidad de hacer teatro o actuar, pero a los artistas nos cuesta mucho decir lo hago yo, porque todo el tiempo estamos esperando que alguien nos venga a buscar, pero no sucede. Hay que hacer, la acción es primordial para el teatro. Cuando querés hacer algo lo tenés que construir. Tenemos un gran equipo, la suerte, que construye, pero no hay que quedarse en el esperar a alguien más, a veces tiene que ser uno el que va en búsqueda de las cosas”, finalizaron.

Para conocer la agenda y las próximas presentaciones de Inmarcesible sólo hay que consultar sus redes sociales y la Agenda de Castelar Digital.   

#GaleríaRelacionada: Galería de fotos: Floresta, reunión de cosas agradables y de buen gusto

Gabriel Colonna

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Fotógrafo. Programador Web. Emprendedor.
Fundador y Director Ejecutivo de Castelar Digital.
Socio Fundador de GAMA Taller de Imagen.
Socio Fundador de Ocho Ojos.

Leandro Fernández Vivas

Leandro Fernández Vivas

Periodista

Técnico Universitario en Periodismo.
Director Periodístico en Castelar Digital.
Socio Fundador de Ocho Ojos.

Tendencias

  • Agenda

  • Artistas

  • Comercios

  • Delivery

  • Farmacias

  • Ocio

  • Talleres

  • Nuestra Ciudad

  • Publicidad

  • Contacto

Artistas

Olga Noemí Sanchez

Escritora

Ciudad natal: CABA

Último trabajo: Estaciones

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Laura Giusti

Joyera y docente

Ciudad natal:

Último trabajo: Rancho, en el Centro Cultural Borges

Instagram: Ir al perfil

Viviana Scaliza

Cantante

Ciudad natal: Moreno

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Florencia Bonet Xicoy

Pianista

Ciudad natal: Ituzaingó

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Bibi Romero

Pintora decorativa

Ciudad natal: Córdoba

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán "Budapest" Marino

Artista plástico

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gustavo "Pipo" Nazaro

Luthier

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán Sánchez

Cantautor

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo: Las cosas que extrañas

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Ana María Oddo

Narradora Oral

Ciudad natal: Capital Federal

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Anabella Bonell

Artista visual y docente

Ciudad natal: Hurlingham

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Jorge Colonna

Escritor

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: Soy Yurik

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Helena Okomski

Escritora

Ciudad natal: Saint Neots

Último trabajo: Shalko

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Javier Alejandro Buján

Músico

Ciudad natal: Morón

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Betty Siri

Maestra Artesana

Ciudad natal: Pto. de Buenos Aires

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Silvia Villalba

Artista y geógrafa

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Walter Soria

Cantautror y guitarrista

Ciudad natal: Bs. As.

Último trabajo: Fluir

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Haydée Piteo

Artista Plástica

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Comercios

Galería: La Delio Valdez en el Playón del Deportivo Morón

Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.