Cargando...
Anécdotas
11 Jun 2021

Correo de lectores: “Dicen que muere solo lo que se olvida“

Los lugares que habitan cada habitante en espacios comunes hacen a la identidad de la comunidad, del pueblo. Plazas, calles, comercios y veredas son escenario de historias y vidas. El artista Hernán ‘Budapest’ Marino es vecino de Castelar, amigo de Castelar Digital, y envió un correo de lectores en memoria de sus padres quienes se conocieron en esos espacios comunes y propios de un lejano Castelar de otros tiempos.
Mi vieja, María Cristina Catá o Crisca como la conocían, vivió toda su vida en Castelar. Amó su ciudad, la Escuela 7, el Sagrado Corazón y su barrio (lo que hoy es la Plaza Cumelén) con todas esas amistades y ese gran Amor con unos de los pibes de la vuelta de la esquina, mi viejo Carlos Marino. Ellos ya grandes y con hijos e hijas escribieron reconstruyendo sus recuerdos, rindiéndole así un homenaje al Castelar de antaño (del 50). El texto escrito se llamó ‘Necesito una pluma cucharita’ y se compartió más de una vez en heroicas publicaciones locales... lo seguiremos compartiendo porque el recuerdo es volver a pasar por el corazón y esto es lo mejor para estos tiempos.  
Buda

—Necesito una pluma cucharita- le dije esa tarde a mamá, —además, un cuaderno nuevo y un papel araña azul—.
Unas monedas y un beso eran el pasaporte a mi independencia. Doblar en Rodríguez Peña y Arias, en la tienda de Don Roque Adalián para hacer compras, era toda una aventura. En la calle Campana los muchachos grandes jugaban al jockey sobre patines y la Avenida Arias se mostraba en todo su esplendor, con autos y colectivos en doble mano, sus comercios y su gente.
En el predio de la quinta Costa, el Circo Imperial Japonés estaba instalando su carpa. La lona verde se reflejaba en las vidrieras de la Pizzería Junín, en la casa de remates Sigal, en la vinería y despacho de bebidas Sotile y en la rotisería de Santa Anita. Entre los chicos que ofrecían volantes del circo a cambio de una entrada gratis lo vi a él… con su pelo engominado y sus pantalones hasta la rodilla, montando su bicicleta azul.
Se cruzó enseguida y los moños de mis trenzas volaron como mariposas nerviosas.
— ¿A dónde vas?
— A la librería de Josefina Tort— le contesté
—Te acompaño- agregó rápidamente.
Cruzamos Carlos Casares (Calle de tierra) y allí el carro de la panificación hacía sonar su corneta inconfundible. Unas mamás con sus hijos compraban deliciosos pebetes largos y el níveo pan lactal envuelto en papel de seda blanco con dibujitos colorados. La vitrina de la casa de radios y televisores de la esquina nos devolvió nuestras siluetas paseanderas. Nos asomamos a las ventanitas que mostraban el subsuelo y el señor que fabricaba pantalones nos saludó desde abajo. Don Guerra y su señora nos guiñaron un ojo cómplice desde el almacén. La casa mujercitas, la sedería de Malrbel, una casa de pilares amarillos y por fin, la librería que anunciaba el fin de nuestro recorrido. Compré el cuaderno La Materia en el Arte y papel araña, pero… ¡no quedaban plumas cucharitas! Él, muy solícito, me dijo “Vamos a La Recova, seguro el señor Santiago tiene”.
Yo, muy avergonzada, le contesté que mis padres no me dejaban cruzar del otro lado de la vía. Él se ofreció a ir en su bici (Era tres años mayor que yo y a él sí lo dejaban).

Pasando la pizzería, atravesamos la calle Timbúes. Desde la farmacia Ferrán el muñeco con la calva llena de clavos y su cara regordeta nos sonrió con más bonhomía que nunca. La torre de la iglesia hacía replicar sus campanas llamando a misa vespertina. Mucha gente había bajado de un tren y la Avenida Arias se poblaba de uniformes escoceses de las chicas del Sagrado Corazón que ya habían salido del colegio. Desde la vereda de enfrente, Modas Uke nos contemplaba con sus novedades. La fábrica de pastas La Romana y la Florería Mauro nos regalaban nubes de harina y perfume de rosas y claveles húmedos. A ambos lados la casa de regalos, la tienda Mehed’c y la tienda Belga, Casa Hispania, Zapatillería Bibito ofrecían tentaciones para los demás…
¡Y el olor a café!¡Ese inolvidable olor a café y a chocolate de siempre que nos llevaba en sus alas hasta la esquina! Luego, el almacén Pastorica, la ferretería Balbi, la eterna zapatería Atenas, el almacén de los tres hermanos, y al fin… la barrera a rayas blancas y rojas, como una frontera.
—Ya vuelvo— me dijo.
—Te espero enfrente— le contesté.
Lo vi cruzar las vías, pasar delante de la Confitería Castelar y entrar en La Recova.
Y entonces apoyé mi nariz en la vidriera de aquella inmobiliaria que me invitaba con su mano luminosa que se agrandaba y se achicaba en cinco colores diferentes de neón.
Miré hacia adentro, hacia “mi” tramo de Arias, el que estaba pintado en el fondo de una pared. Ese tramo de calle hacía que Arias continuara en las entrañas de las casas, de la Carbonería, de la Peluquería, de la Panadería 9 de Julio hasta llegar al Cine Select.
Esa calle era mía. Con sus chalets al óleo, con sus plazoletas, sus árboles y sus farolas. Tan cuidada, tan idílica. Arias no nacía en la barrera como decían los grandes. Nacía una cuadra antes, en esa callecita de fantasía. De pronto, él me tocó el hombro, sacándome de mi ensueño.
— ¡Aquí está tu pluma cucharita! — me dijo.
— ¡Gracias! ¡Sos un amor! —- le contesté turbada.
Desde la estación se oyó, mezclado con unas campanadas, un altavoz que anunciaba con su voz en sordina: ¡Castelar solamente!
“Castelar solamente”, pensé… Y fue nomás, “Castelar solamente”. Castelar “siempre”, para los dos juntos.
M.Cristina Catá de Marino
Carlos Alberto marino.


    
 

Tendencias

  • Agenda

  • Artistas

  • Comercios

  • Delivery

  • Farmacias

  • Fotos

  • Ocio

  • Talleres

  • Nuestra Ciudad

  • Publicidad

  • Contacto

Artistas

Tony Balver

Músico Saxofonista

Ciudad natal: Tucuman

Instagram: Ir al perfil

Betty Siri

Maestra Artesana

Ciudad natal: Pto. de Buenos Aires

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Jorge Colonna

Escritor

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: Soy Yurik

Instagram: Ir al perfil

Proyecto Oeste

Grupo Musical

Ciudad natal: Castelar

Instagram: Ir al perfil

Helena Okomski

Escritora

Ciudad natal: Saint Neots

Último trabajo: Shalko

Instagram: Ir al perfil

Viviana Scaliza

Cantante

Ciudad natal: Moreno

Instagram: Ir al perfil

Anabella Bonell

Artista visual y docente

Ciudad natal: Hurlingham

Instagram: Ir al perfil

Bibi Romero

Pintora decorativa

Ciudad natal: Córdoba

Instagram: Ir al perfil

Iván Quevedo

Arquitecto y Artista

Ciudad natal: CABA

Instagram: Ir al perfil

Florencia Bonet Xicoy

Pianista

Ciudad natal: Ituzaingó

Instagram: Ir al perfil

Gustavo "Pipo" Nazaro

Luthier

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Walter Soria

Cantautror y guitarrista

Ciudad natal: Bs. As.

Último trabajo: Fluir

Instagram: Ir al perfil

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Ana María Oddo

Narradora Oral

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: 07 / 12 / 2019

Instagram: Ir al perfil

Olga Noemí Sanchez

Escritora

Ciudad natal: CABA

Último trabajo: Estaciones

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán Sánchez

Cantautor

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo: Las cosas que extrañas

Instagram: Ir al perfil

Javier Alejandro Buján

Músico

Ciudad natal: Morón

Instagram: Ir al perfil

Haydée Piteo

Artista Plástica

Ciudad natal:  

Instagram: Ir al perfil

Cristián García Zárate

Retratista

Ciudad natal: Capital Federal

Instagram: Ir al perfil

Comercios

Galería: NeNe 2.0 en la Universidad de Morón