Cargando...
Atilio Escalón y su histórica Calesita.
Atilio Escalón y su histórica Calesita.
En los festejos participaron la UGC4 y la Sociedad Fomento de Castelar,
En los festejos participaron la UGC4 y la Sociedad Fomento de Castelar,
El homenaje comenzó con una muestra de fotos históricas. Foto: Mariana García - UGC4.
El homenaje comenzó con una muestra de fotos históricas. Foto: Mariana García - UGC4.
El show estuvo a cargo de la payasa Lola. Foto: Mariana García - UGC4.
El show estuvo a cargo de la payasa Lola. Foto: Mariana García - UGC4.
Los más chiquitos disfrutaron las payasadas. Foto: Mariana García - UGC4.
Los más chiquitos disfrutaron las payasadas. Foto: Mariana García - UGC4.
El mural realizado por los artistas de Villa Mecenas.
El mural realizado por los artistas de Villa Mecenas.
Amigos y vecinos se sacaron fotos con el homenajeado.
Amigos y vecinos se sacaron fotos con el homenajeado.
Quien firma también se tomó una foto con Atilio.
Quien firma también se tomó una foto con Atilio.
En las fotos brindadas por los vecinos siempre destacan las sonrisas.
En las fotos brindadas por los vecinos siempre destacan las sonrisas.
Autoridades de la UGC 4 con Atilio.
Autoridades de la UGC 4 con Atilio.
La Calesita de Atilio en la Plaza Cumelén.
La Calesita de Atilio en la Plaza Cumelén.
Histórico
Sociedad
10 Dic 2023

Homenajearon a la Calesita de Atilio por sus 50 años de trayectoria

Por: Leandro Fernández Vivas, Gabriel Colonna.
El carrousel de Castelar es un ícono en toda la zona oeste. Estuvo 37 años frente a la barrera y 13 en la Plaza Cumelén. ¡Feliz Cumpleaños Atilio!
“Te puedo pedir una foto”, le dice un joven con canas al emocionado Atilio. La respuesta afirmativa se continúa por el abrazo de un adolescente que posa contento junto al vecino mientras que quien consultó se pone tras el celular que toma la instantánea. Una señora con un gatito a upa no pierde oportunidad y le desea feliz cumpleaños al calesitero. La tarde continúa entre abrazos, fotos, saludos y recuerdos. Una colección de fotos de todas las épocas muestran a la Calesita de Castelar en distintos lugares y con distintos juegos, pero en todas hay un elemento común: la sonrisa de quienes giran y giran gracias a Atilio.

La Plaza Cumelén de Castelar se vistió de fiesta para celebrar los 50 años de la Calesita de Atilio. Un ícono de la alegría en la zona oeste. Comenzó a girar en diciembre de 1973 frente a la barrera de la estación y ahora, medio siglo después, sigue siendo la alegría de los más chicos, pero en plaza del vagón.

El Municipio de Morón, por medio de la UGC 4 de Castelar, la Sociedad Fomento de Castelar, amigos y la familia del propio Atilio, organizaron el festejo de cumpleaños que se transformó en un homenaje a la diversión y a la dedicación por los más chiquitos del barrio.

#NotaRelacionada: Calesita histórica: el día que todo Castelar se unió por Atilio


“Es lindo celebrar, no pensé que iba a ser así, me saludan todos, medio mundo me conoce”, destacó emocionado Atilio Escalón a Castelar Digital y continuó, “Vienen señoras mayores y me saludan y las conocí cuando eran jovencitas, igual que yo. Las veo y me parece mentira”.

En 50 años hay hasta tres generaciones de vecinos que disfrutaron de la calesita. Primero en su ubicación original, donde comenzó a girar el 8 de diciembre de 1973, cuando Castelar era un puñado de casas y aún quedaban algunas de las históricas casas quintas y chalets de tejas rojas. Habían pasado solo dos años desde que el pueblo había sido declarado ciudad, pero aún era muy distinto al actual. Empero, la alegría y diversión de los chicos girando en la calesita era la misma: “Esto es divertido, hacemos lo que podemos para que se vayan felices. Siempre con la alegría de sacar la sortija, que es lo que pretenden todos los que vienen, no se van sin sacar algo. Siempre ligan, para que se vayan con una sortija de recuerdo, una alegría”, explicó el calesitero.

El homenaje comenzó con la muestra fotográfica, con imágenes brindadas por los propios vecinos y habitués de la calesita. Continuó con las palabras de Marisa Boggi, la Directora de la UGC4, luego fue el turno del show de Lola la Payasa. También habló Juan Carlos Martínez en nombre de la Sociedad Fomento de Castelar y repasó brevemente la historia de la calesita, se descubrió el mural pintado en la cabina de la calesita, con la firma de Villa Mecenas, para terminar cantando el feliz cumpleaños. Se repartieron caramelos y todos los asistentes pudieron subirse a la calesita, pero que fue copada, como corresponde, por los más chiquitos que con Xuxa y otras canciones de fondo, giraron como siempre en la Calesita de Atilio.

#NotaRelacionada: María Becerra: “Me encanta Castelar y la Plaza del Vagón”


Todos giran y giran
La historia del carrousel en Castelar comenzó casi por azar. Atilio tenía un primo que era calesitero, conoció familiarmente el mundo del atractivo de las plazas y soñó con tener su propia calesita: “Trabajaba en una fábrica de rectificadores eléctricos, la fábrica Evequoz, y en los ratos libres empecé a construirme mi propia calesita. Me ayudaron mis compañeros de trabajo. Cuando la terminé, empecé a buscar algún punto comercial donde instalarla. Yo tenía una tía en Padua, por lo que pasaba con el auto por Castelar y veía ese lote vacío frente a la estación”. Un día, poco decidido, se bajó del auto y comenzó a preguntarle a los vecinos del lote si conocían al dueño, para consultar sobre alquileres y la posibilidad de instalar su calesita allí. Dio con el dueño de un bar lindero, Don Alberto Jaruf, quien lo contactó con los dueños, pero antes le aclaró: “no quieren un contrato formal, no quieren nada que los ate, el lote es un ahorro y quieren tenerlo disponible para venderlo en caso de necesitar plata”. Aquella advertencia no frenó a Atilio quien logró reunirse con el dueño del lote y llegar a un acuerdo. Aquel contrato cerrado con un apretón de manos se sostuvo durante 37 años, un acuerdo de palabra que duró casi cuatro décadas. “El dueño vivía en Caballito, yo iba a pagarle a Río de Janeiro y Rivadavia. Habíamos acordado que el día que necesitase el lote yo me iba”, rememoró el vecino.

La Calesita de Castelar se transformó en un atractivo de toda la Zona Oeste, la cercanía a la estación permitía que muchos de sus visitantes llegasen en tren. Con el tiempo y el éxito el negocio se amplió con un pequeño circuito de rieles por el que corría una nave espacial y un taxi antiguo, todo en reducido tamaño. Incluso Atilio plantó unos pinos que por su pequeño porte parecían arbustos y que, en algunos sectores, llegaron a conformar un túnel verde que ampliaba la belleza del circuito.

En 2009 el panorama de la calesita cambió. Falleció el dueño del lote y los herederos prefirieron no renovar el contrato de Atilio. La calesita estuvo a punto de cerrar pero los vecinos se pusieron en campaña, juntaron firmas, llamaron a distintos medios locales e hicieron fuerza para que Atilio pudiese instalarse en otro lugar. Entendiendo el valor de la calesita, el Municipio de Morón con la Sociedad Fomento de Castelar llegaron a un acuerdo para que el carrousel se instale en la Plaza Cumelén. La Calesita de Atilio volvió a girar.

#NotaRelacionada: Conocé la historia de Los Pinos de Dante en la plaza Cumelén


El reconocimiento de sus vecinos llegó a Atilio Escalón por parte del Honorable Concejo Deliberante de Morón que en 2012 lo nombró Ciudadano Ilustre por su trabajo y dedicación.

La Cumelén, una de las plazas más populares de Castelar y de la región, ganó un espacio único e ideal para los más chicos del barrio. Pero apenas un año después de su instalación sufrió un ataque que hizo dudar a Atilio de continuar: En julio de 2010 un grupo de desconocidos incendió la calesita y todos sus juegos. La destrucción fue total. Otra vez los vecinos se unieron para que la calesita vuelva a girar y lo lograron. Apenas unos meses después, en un renovado carrusel, Atilio volvió a hacer girar la pera de madera que llevaba colgada las sortijas para volver locos y divertir a los más chiquitos de la plaza ( Ver: Calesita histórica: el día que todo Castelar se unió por Atilio ). “Fue un golpe muy duro. Los vecinos me quisieron ayudar, hasta vino Aventín (famoso corredor de TC que siempre vivió en Morón) y quería poner la calesita él. Hasta que el municipio me dio un subsidio y pudimos arrancar de vuelta”, señaló el calesitero.

Cada fin de semana, cada tarde y otros días más, Atilio y su familia abren la calesita para la alegría de los vecinitos de Castelar. Rodeado de juegos y familias, es un punto ineludible en la Cumelén. La jornada homenaje continuó con fotos, abrazos, anécdotas y una multitud de sonrisas. “Estoy muy contento, es lindo, raro, vi muchas caras que hacía mucho que no veía, se ve que la gente se acuerda de la calesita”, finalizó Atilio Escalón. ¡Feliz cumpleaños Calesita de Castelar!

#NotaRelacionada: Miss Bolivia: "Tomate el Palo se gestó en Castelar"


 
Leandro Fernández Vivas

Leandro Fernández Vivas

Periodista

Técnico Universitario en Periodismo.
Director Periodístico en Castelar Digital.
Socio Fundador de Ocho Ojos.

Gabriel Colonna

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Fotógrafo. Programador Web. Emprendedor.
Fundador y Director Ejecutivo de Castelar Digital.
Socio Fundador de GAMA Taller de Imagen.
Socio Fundador de Ocho Ojos.

Tendencias

  • Agenda

  • Artistas

  • Comercios

  • Delivery

  • Farmacias

  • Ocio

  • Talleres

  • Nuestra Ciudad

  • Publicidad

  • Contacto

Artistas

Jorge Colonna

Escritor

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: Soy Yurik

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Florencia Bonet Xicoy

Pianista

Ciudad natal: Ituzaingó

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Betty Siri

Maestra Artesana

Ciudad natal: Pto. de Buenos Aires

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán Sánchez

Cantautor

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo: Las cosas que extrañas

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Bibi Romero

Pintora decorativa

Ciudad natal: Córdoba

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán "Budapest" Marino

Artista plástico

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Walter Soria

Cantautror y guitarrista

Ciudad natal: Bs. As.

Último trabajo: Fluir

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Helena Okomski

Escritora

Ciudad natal: Saint Neots

Último trabajo: Shalko

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Javier Alejandro Buján

Músico

Ciudad natal: Morón

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Silvia Villalba

Artista y geógrafa

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Laura Giusti

Joyera y docente

Ciudad natal:

Último trabajo: Rancho, en el Centro Cultural Borges

Instagram: Ir al perfil

Anabella Bonell

Artista visual y docente

Ciudad natal: Hurlingham

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Olga Noemí Sanchez

Escritora

Ciudad natal: CABA

Último trabajo: Estaciones

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Haydée Piteo

Artista Plástica

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Viviana Scaliza

Cantante

Ciudad natal: Moreno

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gustavo "Pipo" Nazaro

Luthier

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Ana María Oddo

Narradora Oral

Ciudad natal: Capital Federal

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Comercios

Galería: La Delio Valdez en el Playón del Deportivo Morón

Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.
Fotos: Rocío Fernández Vivas y Florencia Ceirano.