Cargando...
Sociedad
9 Oct 2022

Calesita histórica: el día que todo Castelar se unió por Atilio

Por: Leandro Fernández Vivas.
La Calesita de Atilio es el punto de reunión y encuentro de miles de vecinos. En 2010 fue incendiada por completo. El golpe disparó campañas, colectas solidarias y donaciones que lograron recuperarla.
Giros, colores y canciones. Sonrisas, alegría y la imaginación de miles de pequeños habitantes del oeste que viajaron en cohetes, caballos, Dumbos, autos y naves espaciales que recorrieron miles de kilómetros siempre en el mismo círculo. La Calesita de Atilio es un punto icónico e histórico de Castelar. Los abuelos que hoy llevan a sus nietos, antes llevaron a sus hijos y algunos hasta dieron algunas vueltas en los inicios del carrusel.

Ubicada en el corazón de la Plaza Cumelén, la plaza céntrica de Castelar, más conocida como la del vagón, es el divertimento elegido por los más chicos del barrio. Brillos, colores, luces y canciones acompañan cada giro. Pero en 2010 un incendio intencional la destruyó por completo.

Atilio Scalón comenzó su negocio en 1973 frente a la barrera de la estación, en un lote privado. La calesita se complementaba con un pequeño trencito por el que viajaba un taxi a escala y una nave espacial, que atravesaban ligustros y otros arbustos por detrás de la calesita. Allí funcionó hasta 2006 cuando no le renovaron el alquiler y debió abandonar su histórico predio. Un acuerdo con el Municipio de Morón y la Sociedad Fomento de Castelar le permitió volver a girar pero en un entorno mejor: en la nueva, en ese momento, Plaza Cumelén.

#NotaRelacionada: Informe especial: cómo fue el accidente aéreo del Gloster


Todo fueron juegos y alegrías hasta el 1 de agosto de 2010 cuando en la madrugada de ese domingo un grupo de desconocidos la prendió fuego. Lo primero que llamó la atención fue la columna de humo que surgió desde el interior mismo de la carpa que cubría el carrusel por las noches, luego las llamas y el olor a quemado. Personal del ferrocarril intentó apagar el primer fuego con los matafuegos de la Base Operativa Castelar, ubicada frente a la calesita pero del otro lado de las vías. Todo esfuerzo fue en vano, como un animal indómito, el fuego devoró cara uno de los juegos.

La Calesita de Atilia tenía una serie de juegos construidos por el mismo Atilio. Un pequeño auto con varios volantes, un cohete con techo de acrílico y hasta un Dumbo de grandes orejas de fibra de vidrio. Nada se salvó del ataque. Todos los juegos fueron destruidos o parcialmente derretidos.

Cuando amaneció, la imagen fue desoladora. Entre las cenizas se apreciaban lo que había sido la estructura de la calesita, ya sin los mamparos coloreados con figuras de Disney y Los Simpson, entre otros cuentos. Un caballito calcinado y los restos de plástico debajo del piso. Nada servía ni podía ser recuperado. No fue un accidente ni un desperfecto, en noches anteriores la calesita ya había sido atacada pero nunca habían logrado tal nivel de daño. Parecía todo perdido.

#NotaRelacionada: Solidaridad: la ayuda en una terrible inundación le dio origen a una simpática plaza


La noticia se difundió rápido en los portales de noticias y miles de vecinos se acercaron para ver qué podían hacer, cómo podían ayudar. Incluso se organizó una reunión especial en la plaza, una especie de asamblea, para entre todo buscar una solución. Por esos días el piloto de TC Diego Aventin, vecino de Morón y habitué de la calesita, se ofreció para pagar los arreglos. También otros vecinos iniciaron una colecta para conseguir los fondos para reconstruir la calesita y hasta se llegaron a proponer donaciones a la Sociedad Fomento de Castelar para poder levantar nuevamente la calesita.

El dolor por la pérdida del carrusel llegó hasta la Municipalidad de Morón donde se debatió la mejor manera de ayudar a Castelar, a Atilio y a los chicos que se quedaron sin calesita. Se decidió brindar un subsidio de $85000 para la compra o recuperación de la histórica calesita. El acuerdo se firmó en el salón Mariano Moreno de la Municipalidad y llevó la firma del intendente Lucas Ghi, el calesitero Atilio Scalón y autoridades de la Sociedad Fomento. En apenas dos meses se instaló una nueva calesita que se inauguró el 26 de septiembre de 2010 con la presencia de todos los vecinos.

El ataque vandálico y las llamas no pudieron destruir todo lo que Atilio había construido, todo lo que significaba la calesita para Castelar. A 12 años del incendio, la calesita sigue girando acompañada de risas, canciones, color y juegos.

#NotaRelacionada: ¿Qué pasó con Tarzán? El bodegón cerró sus puertas y nadie supo por qué



 
Leandro Fernández Vivas

Leandro Fernández Vivas

Periodista

Técnico Universitario en Periodismo.
Director Periodístico en Castelar Digital.
Socio Fundador de Ocho Ojos.

Tendencias

  • Agenda

  • Artistas

  • Comercios

  • Delivery

  • Farmacias

  • Fotos

  • Ocio

  • Talleres

  • Nuestra Ciudad

  • Publicidad

  • Contacto

Artistas

Inés Bombara

Narradora Oral

Ciudad natal:

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Bibi Romero

Pintora decorativa

Ciudad natal: Córdoba

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Ana María Oddo

Narradora Oral

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: 07 / 12 / 2019

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Walter Soria

Cantautror y guitarrista

Ciudad natal: Bs. As.

Último trabajo: Fluir

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán Sánchez

Cantautor

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo: Las cosas que extrañas

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Florencia Bonet Xicoy

Pianista

Ciudad natal: Ituzaingó

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Viviana Scaliza

Cantante

Ciudad natal: Moreno

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Hernán "Budapest" Marino

Artista plástico

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Anabella Bonell

Artista visual y docente

Ciudad natal: Hurlingham

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Tony Balver

Músico Saxofonista

Ciudad natal: Tucuman

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Helena Okomski

Escritora

Ciudad natal: Saint Neots

Último trabajo: Shalko

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Javier Alejandro Buján

Músico

Ciudad natal: Morón

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Betty Siri

Maestra Artesana

Ciudad natal: Pto. de Buenos Aires

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Proyecto Oeste

Grupo Musical

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Haydée Piteo

Artista Plástica

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Jorge Colonna

Escritor

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: Soy Yurik

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Ciudad natal: Castelar

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Cristián García Zárate

Retratista

Ciudad natal: Capital Federal

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Olga Noemí Sanchez

Escritora

Ciudad natal: CABA

Último trabajo: Estaciones

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Iván Quevedo

Arquitecto y Artista

Ciudad natal: CABA

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gabriela Picollo

Artista Plástica y Ceramista

Ciudad natal: Ituzaingó

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Marisa Alonso

Artista Artesana

Ciudad natal:

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Gustavo "Pipo" Nazaro

Luthier

Ciudad natal:  

Última nota: Ver la nota

Instagram: Ir al perfil

Comercios

Galería: Ituzaingó festejó sus 27 años de autonomía