Cargando...
Mirá el video
Cultura
21 Nov 2020

Haivandar: “el paisaje urbano a veces pasa desapercibido”

Por: Gabriel Colonna, Leandro Fernández Vivas.
Aprovechó el aislamiento para unir sus pasiones. La arquitectura y la acuarela le dan forma y color a su obra: “La acuarela te da una única oportunidad y eso lo hace expresivo”, dijo a Castelar Digital.
Veredas, árboles y casas. Edificios, andenes y vecinos. El entorno urbano rodea a cada habitante y muta con el tiempo a una velocidad que a veces lo hace imperceptible. Desde el crecimiento de cada ombú, eucalipto o jacarandá, al recambio de chalets por torres de departamentos. El escenario de miles de vidas está anclado a la identidad de cada barrio.

Iván Quevedo levantó la vista y encontró en Castelar aquellas formas, figuras, líneas y colores que estudió en la Facultad de Arquitectura. También se topó con el paisaje característico de cada rincón, lo pudo comparar con el de la Ciudad de Buenos Aires, y no conforme con sólo su apreciación, llevó ese paisaje urbano al papel por medio de las acuarelas.

Iván Quevedo es Haivandart, es arquitecto, pintor y también toca el bajo en Tilo, una prometedora banda del oeste. Con las acuarelas lleva al papel aquellas figuras geométricas, o no tanto, que encuentra en cada edificación. “Busco retratar el paisaje urbano, los edificios, lugares que muchas veces pasan desapercibidos. Cuántas veces te encontrás con una casa vieja acá en Castelar, edificios emblemáticos, lo ferroviario tiene mucho de patrimonial, entonces es capturar un poco con el filtro del pintor, del acuarelista, estos lugares”, explicó a Castelar Digital sobre su obra.

Habitante de Castelar desde hace seis años, encontró en el perfil arquitectónico del oeste del conurbano su inspiración artística: “También es tomar conciencia sobre estos espacios que muchas veces con la modernización y el crecimiento demográfico se van demoliendo. Cada día encuentro una casa nueva de 70, 80, 100 años en Castelar. La idea de Haivandart es también dar a conocer y crear concientización de estos espacios”.

“Creo que cuando alguien viaja a otra ciudad ve la arquitectura del lugar y la comida, el mercado. Son las dos vertientes con que se conoce un lugar ya sea viajero turista o ciudadano, porque uno conoce su propia ciudad también con esas dos vertientes, además de la cultura. Buenos Aires tiene mucho de eso, edificios, paisajes urbanos característicos, obras antiguas o nuevas. Generalmente retrato obras más clásicas como el Congreso o la confitería el Molino. Acá en Castelar lo primero que me llamó la atención fueron los chalet clásicos, el Palacio Ayerza, la construcción ferroviaria inglesa en los alrededores de la estación. Me llamaron la atención desde el primer día”, completó el artista.

En su obra, que se pude consultar en el espacio de artista que Havandart tiene en Castelar Digital o también en su cuenta de Instagram, se aprecian sus acuarelas inspiradas en las casonas y edificaciones de la ciudad. Desde las casas estilo Normando, o neo tudor, hasta la casa de Jefe de Estación con su impronta inglesa, pasando por la Plaza Seca de Martín Irigoyen u otra casona típica de la calle Bécquer. También se descubren acuarelas que plasman lugares icónicos de la Ciudad de Buenos Aires como la cúpula del Congreso, la Casa Mínima o el Palacio Barolo.

Su seudónimo nació casi por casualidad. Un amigo un día pronunció distinto su nombre de pila y gustó, tanto que para muchos ya no se llama Iván. Su obra también nació desde lo cotidiano. Arquitecto, egresado de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, cruzó su aptitudes académicas con el placer del dibujo. En plena pandemia, en aislamiento, aprovechó su tiempo para volcarse al arte: “La acuarela tiene inmediatez, esa fluidez que te permite en poco tiempo tener la pintura. La acuarela es pigmento con agua, se seca en poco tiempo, uno trabaja por capas. En una hora, hora y media, te permite tener una obra muchas veces finalizada. En el óleo tenés un tiempo de secado de días ó semanas, hasta llegar a la obra terminada te lleva muchísimo tiempo. El acrílico quizás menos tiempo, pero la acuarela te permite mucha portabilidad”, explicó Quevedo. Esa portabilidad que le brinda la acuarela se traduce en el artista frente a la edificación elegida tomando un boceto a mano alzada que luego será la base de su obra. “Generalmente trabajo con un pequeño croquis in situ, con el lugar que me gusta, un dibujo en el cuaderno y después en casa, en mi estudio, trabajo mas en el detalle. La acuarela tiene ventaja y desventaja, te obliga a trabajar rápido y no poder borrar. La acuarela te da una única oportunidad y eso lo hace expresivo”, finalizó el artista especializado en paisaje urbano.  

Sus obras, bio, y formas de contacto se pueden encontrar en el espacio de artista en Castelar Digital de Haivandart.


 
Gabriel Colonna

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Fotógrafo. Programador Web. Emprendedor.
Fundador y Director Ejecutivo de Castelar Digital.
Socio Fundador de GAMA Taller de Imagen.
Socio Fundador de Ocho Ojos.

Leandro Fernández Vivas

Leandro Fernández Vivas

Periodista

Técnico Universitario en Periodismo.
Director Periodístico en Castelar Digital.
Socio Fundador de Ocho Ojos.

Tendencias

  • Artistas
  • Comercios
  • Agenda
  • Delivery
  • Talleres
  • Farmacias
  • Fotos
  • Publicidad
  • Ocio

Artistas

Helena Okomski

Escritora

Ciudad natal: Saint Neots

Último trabajo: Shalko

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Gustavo "Pipo" Nazaro

Luthier

Ciudad natal:  

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Tony Balver

Músico Saxofonista

Ciudad natal: Tucuman

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Cristián García Zárate

Retratista

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Marisa Alonso

Artista Artesana

Ciudad natal:

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Haydée Piteo

Arista Plástica

Ciudad natal:  

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Ana María Oddo

Narradora Oral

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: 07 / 12 / 2019

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Viviana Scaliza

Cantante

Ciudad natal: Moreno

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Proyecto Oeste

Grupo Musical

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Hernán Sánchez

Cantautor

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo: Las cosas que extrañas

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Gabriel Colonna

Fotógrafo

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Florencia Bonet Xicoy

Pianista

Ciudad natal: Ituzaingó

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Ivan "Haivandart" Quevedo

Arquitecto y Artista

Ciudad natal: CABA

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Hernán "Budapest" Marino

Artista plástico

Ciudad natal: Castelar

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Walter Soria

Cantautror y guitarrista

Ciudad natal: Bs. As.

Último trabajo: Fluir

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Jorge Colonna

Escritor

Ciudad natal: Capital Federal

Último trabajo: Soy Yurik

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Betty Siri

Maestra Artesana

Ciudad natal:  

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Javier Alejandro Buján

Músico

Ciudad natal: Morón

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Inés Bombara

Narradora Oral

Ciudad natal:

Último trabajo:

Próx. evento:

Instagram: Ir al perfil

Galería: Aeródromo de Castelar

Aeródromo de Castelar. Se estableció en 1920 a pocas cuadras al norte de la estación, entra las actuales calles Arias, España y Lincoln con frente sobre las vías del ferrocarril. Pertenecía a la Misión de la Aviación Italiana y luego al Centro de Aviación Civil. Fuente: Instituto y Archivo Histórico de Morón
Aeródromo de Castelar. Se estableció en 1920 a pocas cuadras al norte de la estación, entra las actuales calles Arias, España y Lincoln con frente sobre las vías del ferrocarril. Pertenecía a la Misión de la Aviación Italiana y luego al Centro de Aviación Civil. Fuente: Instituto y Archivo Histórico de Morón
Aeródromo de Castelar. Se estableció en 1920 a pocas cuadras al norte de la estación, entra las actuales calles Arias, España y Lincoln con frente sobre las vías del ferrocarril. Pertenecía a la Misión de la Aviación Italiana y luego al Centro de Aviación Civil. Fuente: Instituto y Archivo Histórico de Morón
Aeródromo de Castelar. Se estableció en 1920 a pocas cuadras al norte de la estación, entra las actuales calles Arias, España y Lincoln con frente sobre las vías del ferrocarril. Pertenecía a la Misión de la Aviación Italiana y luego al Centro de Aviación Civil. Fuente: Instituto y Archivo Histórico de Morón
Aeródromo de Castelar. Se estableció en 1920 a pocas cuadras al norte de la estación, entra las actuales calles Arias, España y Lincoln con frente sobre las vías del ferrocarril. Pertenecía a la Misión de la Aviación Italiana y luego al Centro de Aviación Civil. Fuente: Instituto y Archivo Histórico de Morón
Aeródromo q funciono hasta mediados de los años 30 cerca de la estacion de Castelar, lado norte.
El 5 de febrero de 1926, el Aeródromo Central que se organiza en el Cuartel II del Partido de Morón, primera obra destinada al transporte aéreo encarada por el Estado Nacional, recibe por Decreto S/Nº, 2ª parte, BM Nº 2038, el nombre de Aeródromo Central