30/12/2019 - La NASA evalu贸 una APP desarrollada por un colegio de Mor贸n

El Instituto Nacional de Aviaci贸n Civil, ubicado en la Base de Mor贸n, compiti贸 en el International Space Apps Challenge, un certamen promovido por la agencia espacial de Estados Unidos. 鈥淎LQUID es una aplicaci贸n que tiene como objetivo principal predecir d贸nde y cu谩ndo aparecer谩n los Algal Bloom鈥, explicaron a Castelar Digital.

La NASA es una de las entidades científicas más reconocidas en el mundo entero. Dedicada a la exploración del espacio es la responsable de la llegada del ser humano a la luna y de la facilidad de las comunicaciones en todo el globo gracias a estudios e investigaciones sobre satélites, cohetes y estaciones espaciales. Como parte de sus programas de desarrollo y promoción realizó un certamen en el que compitieron más de 200 ciudades y 29000 personas en distintos equipos de trabajo entre los que destacó el que integraron alumnos y docentes del Instituto Nacional de Aviación Civil.

El International Space Apps Challenge (Desafío Internacional de Aplicaciones Espaciales) llegó a Morón en octubre de este año, específicamente al Museo Nacional de Aeronáutica que ofició de sede local para el Hackaton más grande realizado hasta el momento. Se denomina Hackaton al encuentro de programadores, desarrolladores y especialistas que buscan, trabajando en conjunto, encontrar respuesta a distintos problemas y dificultades. En esta ocasión se propuso desarrollar aplicaciones móviles utilizando los datos del universo, el medio ambiente mundial, datos obtenidos de satélites y otro conjunto de datos abiertos al público dentro de la filosofía Open Source. Divididos en seis categorías (“mejor uso de datos”, “mejor uso de hardware”, “mejor concepto de misión”, “impacto galáctico”, “más inspiracional” y “mejor uso de la ciencia”) miles de científicos y aficionados compitieron para lograr la mejor aplicación.

 

“La aplicación busca predecir la proliferación desmedida de algas”


El Instituto Nacional de Aviación Civil (INAC), dependiente del Centro de Instrucción de Aeronavegantes y Técnicos Aeronáuticos (CIATA) de la Fuerza Aérea Argentina, participó con ALQUID, una aplicación que busca hacerle frente al fenómeno conocido como Algal Bloom, la proliferación desmedida de algas que afecta al mundo entero. Consultados por Castelar Digital, el equipo que diseñó la aplicación explicó que este fenómeno demanda al año unos 4600 millones de dólares en remoción de algas de ríos, lagunas y mares. “ALQUID es una aplicación que tiene como objetivo principal predecir dónde y cuándo aparecerán los Algal Bloom, aplicado a cualquier rincón del mundo; el objetivo secundario, es crear la red de información sobre algas más grande del mundo, facilitando a investigadores el acceso a dichos datos y, como consecuencia, ampliar los alcances y desarrollos de sus investigaciones”, señalaron.



El equipo del INAC, que se formó específicamente para dar respuesta al Hackaton, lo integran los alumnos Tiago Gabriel Romanelli, Santiago Ignacio Noya, Juan Marcos Pais Rimer, Priscila Esmeralda López, Mateo Julian Battilana Bidiña, Damian Ariel Ponce y Gastón  Leonel Rodríguez. Junto con los profesores Facundo Ignacio Serrano, Nelson Gabriel Casas y David Alejandro da Costa Cardante. Además, se sumó al “Dream Team”, como se hicieron llamar, la Soldado Voluntario de Fuerza Aérea Alina Daniela Mercado Grad.

“Sacando una foto, cada persona estará aportando datos a la inteligencia artificial de la aplicación”


“La aplicación es colaborativa y está destinada a todas las personas, sin limitaciones de edad ni conocimiento, ya que todos podrán aportar datos a investigadores con una simple acción: Sacando una foto, cada persona estará aportando datos a la inteligencia artificial que posee la aplicación (ya que utiliza reconocimiento de imágenes), la cual procesará ésta información junto con datos de la NASA, Servicio Meteorológico  y la que aportan otros expertos para poder generar predicciones. En la misma aplicación se darán datos simplificados de estado del mar, lugares con y sin contaminación, playas seguras, con presencia de peces muertos, medusas, algas tóxicas, animales varados, estado del clima, etc., logrando aumentar el interés de las personas en utilizar la app y permitiendo aumentar la seguridad en zonas marítimas”, reseñaron los creadores.

Competencia

El International Space Apps Challenge comenzó el 18 de octubre pasado pero aún no tiene fecha de cierre. No obstante, las aplicaciones han superado distintas evaluaciones y controles ya que se busca encontrar a 30 finalistas, y de ellas, una ganadora por cada categoría. “El proyecto presentado ha ganado la instancia Nacional siendo distinguido en la categoría ‘Mejor uso de datos’ y participamos de la etapa Mundial, quedando entre los 400 mejores proyectos, contando con el apoyo de empresas de renombre internacional (IBM, CISCO, Telecom) y otras instituciones especializadas. El día 19 de diciembre se dieron a conocer los 30 Finalistas Mundiales y nuestro proyecto no fue seleccionado, pero estamos muy conformes con nuestro resultado y la relevancia que ha ganado, porque entendemos que el proyecto trasciende la competencia porque apuntamos a solucionar una problemática mundial, y no podemos dejarlo a medias, el compromiso que tenemos va mas allá y aún continuamos con nuestra visión, incluso más firme que antes”, explicaron.

“Nuestro proyecto quedó seleccionado entre los mejores 400 a nivel mundial”


Tras la participación en el certamen de la NASA, el equipo del INAC recibió comunicaciones y propuestas desde puntos dispares del planeta como ser México, Europa, Indonesia, Uruguay y Estados Unidos. “La experiencia fue maravillosa. Logramos una sinergia increíble, cada integrante tomó automáticamente su rol y comenzamos a trabajar e investigar arduamente hasta convertirnos en ‘especialistas’ en la materia, logrando avances muy grandes en el poco tiempo que disponíamos. Lo más remarcable fue el desempeño y organización de los alumnos, ya que demostraron su verdadero potencial y cambiaron el paradigma de aprendizaje al que estaban acostumbrados, comportándose como profesionales, sobreponiéndose a las limitaciones que teníamos y adaptándose a la situación muy rápidamente”, explicó el profesor Alejandro Da Costa, y continuó, “Desde la visión de los docentes, nos sentíamos verdaderamente orgullosos de ver cómo se desarrollaba la situación, creando un ambiente en donde no había diferencias jerárquicas, no había “profesores que enseñen y alumnos que aprendan”, sino que todos cumplíamos ambas funciones. Algo soñado. Orgullo de nuestros alumnos y alumnas, viendo que su profesionalismo los llevó más lejos de lo que pensaban, y todavía se mantienen en su postura firme de lograr grandes cambios a nivel mundial; nosotros, los docentes, tenemos la obligación y la dicha de darles nuestro mayor apoyo en todo lo que se proponen, sentimos la sensación más grata al verlos cumplir sus sueños, nos sentimos realizados y felices de ver que cumplimos con nuestra tarea y que el trabajo que nos apasiona nos regale este tipo de situaciones y experiencias”.

“con esfuerzo, dedicación y compromiso, cualquier meta puede alcanzarse”


“Esto es la Escuela Técnica Pública, la que tiene como Misión enseñarle a los alumnos que las limitaciones sólo existen en sus mentes, y que deben eliminarlas de allí; la que demuestra las infinitas posibilidades que se tienen a pesar de las los pocos recursos que se dispongan, enfocando la educación en la creatividad, innovación, motivación, fomentando el desarrollo individual y grupal de los alumnos y apoyándolos en sus proyectos. Queda plasmado gracias a este reconocimiento de la Agencia Aeroespacial más importante del mundo que con esfuerzo, dedicación y compromiso, cualquier meta puede alcanzarse”, finalizó el profesor.

Entrevista y redacción: Leandro Fernandez Vivas