23/08/2019 - M√°s de 2000 visitantes asistieron al torneo de combate medieval

Espadas, yelmos, hachas y armaduras fueron las herramientas utilizadas por los deportistas luchadores. Hubo comidas t√≠picas del medioevo, feria y toda la muestra del Museo Nacional de Aeron√°utica que completaron un fin de semana distinto. ‚ÄúSon golpes de verdad, nos pegamos en serio‚ÄĚ dijeron a Castelar Digital

El Museo Nacional de Aeron√°utica (MNA), ubicado en la Base A√©rea Militar Mor√≥n, abri√≥ sus puertas como todos los fines de semana pero en su interior, acompa√Īando a los Mirage, Skyhawk y otros aviones, tambi√©n mostr√≥ hachas, espadas, cascos met√°licos y un sinf√≠n de armas de otros siglos. El MNA fue sede del Torneo de Combate Medieval ‚ÄėAlas de Acero‚Äô en el que hubo luchadores, recreacionistas y curiosos.

El combate Medieval es un novedoso deporte que suma adeptos en todo el mundo y en el que Argentina ha incursionado hace muy pocos a√Īos. Con competiciones internacionales, reglas claras y vestimenta ex√≥tica, es una disciplina de contacto en donde cada luchador se vale de espadas, escudos, mazos y otras armas para reducir a su oponente.

‚ÄėAlas de Acero‚Äô transform√≥ la plataforma del Museo Nacional de Aeron√°utica en una aldea europea enclavada en la edad media ya que adem√°s de las competencias hubo una feria que ofrecer√° productos, comidas, atuendos y cultura t√≠pica de la √©poca de los castillos y caballeros. El clima acompa√Ī√≥ durante s√°bado y domingo para completar el fin de semana, m√°s de dos mil personas se sumaron al show y pudieron conocer y apreciar el nuevo deporte. Equipos de todo el Conurbano, la Ciudad de Buenos Aires y hasta de Tandil y Mar del Plata, estuvieron presentes en Mor√≥n.

D√≠as antes del show, Federico Herrera de Prado, uno de los organizadores del evento, explic√≥ a Castelar Digital la propuesta que por primera vez se present√≥ en Mor√≥n: ‚ÄúEl p√ļblico se va a encontrar con un viaje en el tiempo. Es una puesta en escena muy importante, no es solo el combate, sino que alrededor tiene una feria de artesanos, se monta una aldea medieval, los artesanos vienen ataviados de manera medieval, hay m√ļsica celta, hay grupos de recreaci√≥n que permiten ponerse la vestimenta y ense√Īan c√≥mo era la vida. Va a haber gastronom√≠a tem√°tica, bebidas, una puesta en escena muy bonita‚ÄĚ.

El Combate Medieval naci√≥ hace casi 20 a√Īos en Rusia cuando un grupo de amigos decidi√≥ encontrarse en un bosque vestidos como se estilaba en el a√Īo 1200 y comenzar a luchar con las armas y defensas de aquella √©poca. De aquel primer encuentro la propuesta se disemin√≥ por el mundo al punto de celebrarse todos los a√Īos la Batalla de las Naciones, la competencia mundial que enfrenta a las selecciones de luchadores de cada naci√≥n, reglamentado por la Historical Medieval Battles: ‚ÄúEs un deporte de contacto similar al kick boxing, pero usamos armaduras y armas reales, r√©plicas exactas de las que hay existido entre el siglo XIII y XV, hay un comit√© que examina que estas armas hayan existido en un periodo del tiempo, no podemos inventar nada, no son armaduras de Game of Thrones o de El Se√Īor de los Anillos porque son de fantas√≠a. Hay que estudiar qu√© armadura se han usado. Tienen que ser armaduras que coincidan en el tiempo y el lugar, se permite una distancia de solo 50 a√Īos en el equipo a usar y de 150 kil√≥metros de la regi√≥n donde se us√≥. S√≥lo dentro de esos par√°metros. Las armas son espadas, hachas, mazas, alabardas, que es un palo largo como un hacha de dos manos. Llevamos casco, armadura y debajo el gambes√≥n que es un chaleco y pantal√≥n acolchado que es lo que m√°s nos amortigua el golpe‚ÄĚ, se√Īal√≥ Herrera de Prado.

En Argentina este deporte tiene apenas un pu√Īado de a√Īos de historia, lleg√≥ al pa√≠s de la mano de Adriana di Francesco qui√©n en 2013 viaj√≥ a Francia y convenci√≥ a la HMB de crear una filial en el sur de Am√©rica del sur. Desde entonces Argentina participa de la Batalla de las Naciones y ha demostrado el valor y la tenacidad de sus luchadores al punto de alcanzar el premio voluntad de Ganar, creado en 2016 y entregado por primera vez al combinado celeste y blanco.

Los combates se dan en duelos o bien de a grupos en donde cinco luchadores se enfrentan con otros cinco luchadores, adem√°s se dividen las categor√≠as seg√ļn las armas y los escudos que se utilizan. ‚ÄúEn las categor√≠as grupales vale todo, con la excepci√≥n de algunas reglas, no se permite hacer llaves en contra de la naturalidad de las articulaciones, no se permite hacer estocadas, es decir, clavar el arma, tampoco se puede agarrar el cuello, golpear axilas y rodillas. Un round dura 8 minutos, y gana el que termina el round con hombres en pie, pero el equipo que tira a sus adversarios al piso es el ganador, puede pasar a los 30 segundos. En los encuentros individuales gana el que m√°s golpes asesta con el arma en un solo round de un minuto y medio. Son golpes de verdad, nos pegamos en serio. Si bien a la vista parece violento no lo es por las protecciones y las reglas‚ÄĚ, se√Īal√≥ el luchador quien fue fundador del equipo Centinelas de las Sierras, el primero en su tipo de la Ciudad de Tandil. Adem√°s, pertenece al Centro de Combate Medieval, el primer club de su estilo en la Ciudad de Buenos Aires y form√≥ parte de la Selecci√≥n que compite en los torneos internacionales de la HMB. Federico Herrera de Prado tambi√©n es miembro de la Fuerza A√©rea Argentina con el rango de Cabo Principal y se desempe√Īa en la Secretar√≠a General del Estado Mayor General de la fuerza, √°rea de la que depende el MNA.¬†

‚ÄúCuando yo era chico, viv√≠a en Comodoro Rivadavia, mi papa es suboficial mayor retirado, soy de Tandil pero me crie en Comodoro Rivadavia. En los 90 la IX Brigada A√©rea organizaba eventos por el d√≠a del ni√Īo, eventos muy lindos, pensados en la familia y me qued√≥, siempre me gust√≥. Entonces quise devolverle un poco a la Fuerza A√©rea y tambi√©n a mis viejos de todo lo que me ense√Īaron. Es para la familia, para los vecinos de Mor√≥n‚ÄĚ, se√Īal√≥ el organizador.

El torneo comenz√≥ a las 11 de la ma√Īana del s√°bado con la apertura del MNA. Los visitantes pudieron recorrer la muestra del Museo en donde destacan los aviones de fabricaci√≥n nacional como el Pulqui I y Pulqui II, el IA-58 Pucar√° y otros veteranos de la Guerra de Malvinas, adem√°s de reliquias hist√≥ricas como el Late 25 que vol√≥ Antoine de Saint-Exup√©ry o un sovi√©tico Mig 15, t√≠pico de la Guerra Fr√≠a. Despu√©s del mediod√≠a comenzaron las competencias; El s√°bado fue el turno de los duelos, tanto femeninos como masculinos, en los que result√≥ ganadora en las categor√≠as femeninas de espada y escudo her√°ldico, espada larga y espada y rodela, Sof√≠a Gianpietro de Dragones Atl√°nticos de Mar del Plata. Por los masculinos gan√≥ espada y escudo her√°ldico, Agust√≠n Beramo, del equipo Lobo Negro, en espada larga fue Facundo S√≥rsoli del equipo Newbery y en espada y rodela gan√≥ Facundo L√≥pez de Garra de Le√≥n. El domingo se realizaron las competencias en grupo, llamadas bohurt, comenzando las categor√≠as femeninas. Habitualmente en la categor√≠a de mujeres se enfrentan con tres participantes por grupo por ser menor la cantidad de mujeres que practican este deporte, pero Alas de Acero fue la excepci√≥n ya que se vieron m√°s luchadoras en la arena de la competencia. Los ganadores fueron por el femenino el primer puesto fue para Newbery y el segundo para Ghoakhan. En los masculinos, primero para Valherjes, el segundo para Ghoakhan y el tercero para Garra de Le√≥n. Entre los varios equipos que participaron destacaron tambi√©n los vecinos de El Palomar de Compagnia del Lobo Negro.

El p√ļblico ingres√≥ por el port√≥n de acceso al Museo, Gobernador Arana y Carmen de Patagones, y tras recorrer el primer hangar ten√≠a acceso a la plataforma donde bajo la mirada de un Avro Lincoln se desplegaba la feria medieval y el espacio dispuesto para los combates. La jornada finaliz√≥ con show de la Banda de M√ļsica de la Fuerza A√©rea destinado a todas las familias: ‚ÄúQuer√≠a agradecer a las autoridades de la Fuerza A√©rea Argentina, a las autoridades de la Secretar√≠a General, la buena predisposici√≥n del MNA y sus integrantes. Las aeronaves que hay son muy valiosas y realmente el museo est√° muy bonito. Se han portado muy bien con nosotros‚ÄĚ, finaliz√≥ satisfecho, cansado y orgulloso, Federico Herrera de Prado.


Entrevista, redacción y fotos: Leandro Fernandez Vivas