26/12/2013 - Ola de calor levanta asfalto en calles del partido

Los vecinos de Larralde al 2200, Castelar, se sorprendieron es martes pasado cuando comenzaron a aparecer roturas en el pavimento y bloques de asfalto de grandes dimensiones elevados en plena calle. Según indicaron las autoridades, el fenómeno ocurrió en al menos tres lugares del partido.

Alertados por los vecinos, las cuadrillas se dirigieron a la zona donde tras evaluar la situación debieron cerrar el paso al tránsito por precaución, ya que el fenómeno  amenazaba con extenderse.

La primera rotura se registró en Castelar, sobre la calle Crisólogo Larralde al 2200. Según informaron los vecinos fuertes crujidos los sorprendieron y al observar la calle vieron las planchas de asfalto levantadas. Luego de colocar una silla para alertar a los desprevenidos, dieron aviso en la comisaría 7a. y a personal de Defensa Civil, que acudió al lugar.

El extraño suceso ocurrió sobre el pavimento. Y aunque levantó grandes porciones de tierra, no se extendió a las veredas. Autoridades policiales remarcaron que el temor de los vecinos es que se repita en sectores cercanos a los árboles. En este caso, el peligro sería mayor, considerando que los mismos podrían caer sobre alguna vivienda.

Las medidas preventivas consistieron en establecer un vallado perimetral para que los vehículos y peatones no pasaran por el lugar. Aunque el asfalto se levanta, no se descarta que en algunos sectores pueda hundirse.
"Lo que imaginamos es que se producen explosiones leves debido a las altas temperaturas que tuvimos durante toda la semana. Se provoca una abertura, con las planchas de asfalto elevadas hasta un metro en algunos casos", indicó Martín Carballo, director de Defensa Civil de Morón a La Nación.

Además de lo que el martes por la tarde ocurrió en Castelar, en Morón se registraron otros dos fenómenos similares. Ocurrieron en la esquina de las calles Palacios y Patagones (en Morón Sur), y en Saavedra al 400. En ambos casos la dinámica fue la misma, ya que Defensa Civil recibió la alerta de los vecinos, que no podían salir de su asombro cuando observaron la calle.

Mañana viernes 27 se conocerá el informe final de las razones de este fenómeno aunque el primer diagnóstico indica que se trata de una reacción de los materiales a las altas temperaturas e, incluso, a posibles variaciones de marcas térmicas durante el día y la noche.

Fuentes: La Nación.com y 24Con
Fotos: Gabriel E. Colonna