19/03/2013 - Puede ser el Papa del gran cambio dijo María Bergoglio

La hermana de Sumo Pontífice es de Ituzaingó y junto a su hijo miraron la asunción en familia en Ituzaingó. "Vi en su cara mucha emoción", dijo María Elena.

La noticia tomó por sorpresa a todo un país. El hasta ahora Arzobispo de Buenos Aires y Cardenal Primado de la Argentina, Jorge Bergoglio, es el nuevo Papa Francisco y la noticia fue el tema principal de los últimos días.

"Me da la sensación de que puede ser el Papa del gran cambio", sostuvo la hermana del Papa, María Elena Bergoglio esta mañana tras mirar en familia y en su casa de Ituzaingó la asunción del Sumo Pontífice. "Vi en su cara mucha emoción", describió y luego agregó "No me extrañó que bajara a saludar a los fieles”.

"La Iglesia somos todos. Si no aceptamos cambiar nosotros, esos cambios no serán posibles", continuó en referencia a “el gran cambio” y agregó: "Hay que rezar a partir de ahora por él, tiene una tarea titánica importantísima", confesó.

La familia vive hace 30 años en Ituzaingó. Maria y su hijo Jorge habían mirado en la tarde del miércoles pasado el cónclave en el cual la fumata blanca indicaba la elección del nuevo Papa.

"Estuve acompañandolá a mi madre y todo fue inesperado. Entre la emoción y la alegría. Ahora hay que fortalecer la oración", dijo Jorge (36), hijo de María Bergoglio, y sobrino de Francisco.

María es la hermana menor del nuevo Papa. Tiene 65 años. Estuvo acompañada de vecinos y allegados que la conocen hace tiempo y que tampoco pueden creer que el nuevo Papa sea argentino.

La tarea que tiene ahora es "más que mucha", continuó Jorge: "Somos una familia muy unida y el cariño es bastante grande. Hoy Jorge es el único hermano que tiene mi mamá", detalló el sobrino del Papa.
Asi mismo el Obispo de Morón, Luis Guillermo Eichhorn, expresó su emoción y nos contó su relación de amistad con Jorge Bergoglio: "nos encontramos en tantos lugares. El fué quien me entregó la diocesis en el momento del recambio Tenemos un trato muy frontal y siempre trabajamos juntos en la Conferencia Episcopal", relata.

Eichhorn y Bergoglio se conocen hace años: "empezamos a tener trato más directo a partir de 1997 cuando asumí como Obispo", cuenta. Aunque recuerda haber tenido varios otros encuentros con anterioridad.

Lo describe como una persona "sencilla y austera en lo que dice y siente". "Es inteligente y prudente en las decisiones. Busca el equilibrio de las cosas y no es de exhabruptos fáciles. Es una persona serena y calma".

La última vez que Bergoglio visitó Morón fue el año pasado: "fue el 25 de mayo en el Congreso Catequistico Nacional. En esa ceremonia presidió una misa para los moronenses en la catedral del distrito".

Para Eichhorn, "el hecho de ser de latinoamérica y conocedor de la realidad cultural y social de la región, va a influir mucho. Porque la realidad social y económica de toda esta región, salvo Brasil no es muy floreciente. Pero creo que el va a tener muy en cuenta eso y va a tener una repercusión internacional", opinó el obispo.

Fuente: OesteHoy.com